domingo, 13 de diciembre de 2015

Buscando soluciones


Que ando yo estos  días pensativa y con algo que me ronda en la cabeza, compartir casa empieza a ser un problema y estoy barajando  posibilidades:

-Que los niños se independicen, aunque teniendo 11 y 15 años, viendo la edad media en la que los chavales se van y que aún yéndose vienen a comer los domingo, a dormir los sábados y a poner la lavadora y a vaciar la nevera todos los días va a ser poco menos que misión imposible.

-Comprarme una casa nueva, aunque viendo mis números del banco y mi suerte en los juegos de azar, ríete tú de lo de imposible de ponerle la maleta a los niños en la calle.

-Romper un tabique y colarme en casa del vecino, aunque creo que esto no le va a hacer mucha gracia al tipo de 1,90 que vive pegado a mi salón.

-Y por último, dejar de visitar las librerías de segunda mano.

Si os estáis preguntando que tiene que ver la última posibilidad con lo de compartir casa, es que no vivís con un marido, dos niños. un periquito y "miltantos" libros inundando estanterías, mesillas de noche, mesa del comedor, maletero, canapé; libros grandes, libros chicos, tapa dura, tapa blanda, de misterio, de historia, de fantasía, leídos y sin leer...si casi prefiero que no me toque la loto por no hacer mudanza y empaquetarlos todos... ¿Os imagináis metiendo todos mis libros en cajas? Ya me veo con garrota y todo antes de terminar.

En casa prefiero no pedir opinión claro, porque no sé a vosotros pero a mí me dirían que me deshiciese de los libros. y yo soy... "no, sin mis libros", por ahí no paso.

Y otra cosilla que me preocupa es que leía yo el otro día que hay un síndrome de Diógenes literario, que consiste en guardar y en guardar libros, que tontería digo yo... a ver si otros van a poder coleccionar sellos, minerales, monedas, bonsáis,cajas de colores, cocodrilos... y los lectores no vamos a poder tener unos librillos de na; que quede claro que a los lectores o coleccionistas de historias no nos sobran libros, nos falta espacio y vidas para leerlos todos, a ver si inventan algo para solucionar el problema y así no me como yo el coco con lo que hacer con mi casa para que me quepan unos pocos más y no gastarme cuartos en ampliar.

7 comentarios:

  1. Felicitaciones por el Blog, creo que los libros siempre son como si fueran nuestras joyas, al menos yo lo veo así, lo que hago es poner repisas por todos lados para repartir mis libros en casa y por supuesto que tengo cajas pero voy buscándole espacios de a poquito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen, por tus felicitaciones y por tus ideas las pondré en práctica.
      Besines

      Eliminar
  2. Genial Rosa, me has descrito perfectamente, aunque yo sin marido, niños, ni periquito, mi hermano dice que va a venir a mi casa y la va a dejar vacía, jajajaja me voy a morir sin leerlos todos, tiro ropa, y cosas para hacer hueco, no soy de mucha ayuda, lo siento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja si es que no nos entienden, Chiru!!jajajaja
      No único malo es que la vida no nos da para leerlos todos!!
      Besines

      Eliminar
  3. Rosa cuando deje este mundo, quiero cruzar mis manos y agarrando un libro...y leer en el más allá...!!

    ResponderEliminar
  4. Contó una amiga del club de lectura: con un libro entre las manos, que cuando su padre se murió le pusieron el libro que estaba leyendo para que pudiese leer algo y me pareció muy bonito.
    Besines

    ResponderEliminar
  5. Hola. Yo tengo una historia competa. Puedo enviártela en archivo pdf o podes verla aquí:
    https://www.scribd.com/document/343091050/Denisse-y-Fermin
    mi correo es: lizy_martiinez@yahoo.com.mx

    ResponderEliminar